Skip to content

El debate interno de ETA un año después del comunicado del cese de la violencia

octubre 19, 2012

El primer aniversario del comunicado de ETA en el que anunciaba el cese definitivo de la violencia (que se produjo el 20 de octubre del pasado año) llega con un intenso debate interno de la banda terrorista. El final definitivo de la “confrontación armada” lo condiciona a una negociación con Francia y España y, según informa Vasco Press, excluye su disolución y plantea su continuidad como organización clandestina.

En el “informe básico” que los jefes de la banda distribuyeron a sus bases, se asegura que no se desarrollará “ninguna estructura dirigida a llevar a cabo ninguna actividad armada”, pero se prevé su continuidad aunque consiguieran cumplir el esquema que tienen marcado y todos los presos quedaran en libertad. Además, reconoce a la izquierda abertzale como “la jefatura política del proceso”.

Este debate interno de ETA se produce, según explica el presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, Daniel Portero, porque hay una parte de la banda “cabreada” que piensa que “debe escindirse comenzando desde las bases (las juventudes)”. “Están bien organizados, no comparten la posición de Bildu y quieren seguir con la lucha armada”, asegura Portero. Se trata -señala- sobre todo de núcleos del norte de Navarra, de pueblos situados en la frontera con Guipúzcoa y de la zona universitaria de Vitoria. “Aunque esto no quiere decir que vayan a volver a cometer atentados, podría tratarse de una futura división de la izquierda abertzale”, indica.

Portero se muestra tajante ante la afirmación de que “ETA ya no existe”: “Se produce un acto de la kale borroka cada tres días; el ‘impuesto revolucionario’ tiene aportaciones económicas de forma voluntaria y no se persigue judicialmente; personajes como Otegui tienen un altavoz diario en los medios de comunicación; y se recibe a los presos como a héroes”. Para el presidente de Dignidad y Justicia, ETA no ha terminado: “Lo hará cuando entreguen las armas y todos -los medios los primeros- olvidemos el lenguaje de la banda”.

Una opinión que comparte Míkel Buesa, quien destaca sobre todo el entramado financiero que continúa teniendo ETA y los partidos de la izquierda abertzale. Actualmente, expone, Bildu gobierna 117 municipios, lo que equivale a 735.712 habitantes: un tercio de los vascos y un 7% de los navarros. Su presupuesto es de 1.207 millones de euros (un 30% de los recursos municipales del País Vasco y Navarra). Además, la Diputación Foral de Navarra cuenta con 840 millones de euros.

La estimación de los ingresos anuales de Bildu es de 30 millones en los municipios y 13,8 millones en las diputaciones forales. En total, por tanto, sería de casi 44 millones de euros. Amaiur, por su parte, ingresaría 3 millones al año, 2,7 procedentes del Congreso y 0,3 del Senado.

“No tenemos constancia de que todo esto vaya directamente para ETA, pero es muy probable que sí. Además, la banda sigue contando con fuentes de recursos como algunas herriko tabernas o asociaciones juveniles de pueblos”, asegura Buesa.

Rosana B. Crespo

Anuncios

From → Entradas

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: